Los escolares con sobrepeso u obesos pueden llevar el mismo peso en su mochila que los demás niños

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Granada (UGR) ha demostrado que, en contra de lo que se suele pensar, los escolares con sobrepeso u obesidad pueden llevar el mismo peso en sus mochilas para ir al colegio que niños con normopeso.

Este trabajo, publicado en la revista Applied Ergonomics, es el primero que ha estudiado el efecto del uso del carro escolar en esta población. Para ello, los investigadores de la UGR analizaron una muestra formada por  un total de 48 escolares entre 6 y 12 años (12 fueron obesos/sobrepeso y 36 con normopeso).

Los científicos realizaron a los participantes varias pruebas, entre ellas una de composición corporal, en la que determinaron el porcentaje de grasa y su masa muscular. Así como se hizo uso de técnicas biomecánicas para analizar los cambios posturales y de locomoción transportando distintas cargas usando el carro y la mochila escolar.

Cámaras infrarrojas

Los investigadores colocaron a los participantes marcadores epidérmicos en diferentes puntos anatómicos, que posteriormente fueron capturados a través de un sistema 3D de captura de movimiento formado por 9 cámaras infrarrojas y un avanzado software de biomecánica, que permitía determinan cuál era su postura y las distintas adaptaciones que se producían al llevar el carro o la mochila con un 10, 15 y 20 por ciento de su masa corporal, así como su percepción del esfuerzo en cada condición.

Además, para tener una visión del día a día de los escolares, se analizó la percepción de peso y fatiga que supone el transporte de la mochila o carro escolar que los participantes solían usar para ir al colegio.

Los resultados obtenidos demostraron que la percepción de peso y fatiga de los escolares cuando transportaban sus mochilas y carros al colegio era muy similar entre los dos grupos (normopeso y sobrepeso/obesidad).

Con relación a las adaptaciones de la locomoción y la postura transportando el carro y la mochila, en ambos grupos se apreció una respuesta similar al aumento de carga, así como al uso de ambos equipos escolares. Incluso en el análisis del esfuerzo tras el uso del carro y la mochila, se pudo apreciar que el grupo con sobrepeso/obesidad tenía una percepción de esfuerzo menor que el grupo normopeso cuando se transportaba el carro con el 10 y 15% de su peso corporal.

Aunque estudios previos han indicado que los escolares con sobrepeso deberían transportar menor peso en la mochila escolar, este estudio no corrobora estas indicaciones.

Por lo tanto, según los investigadores de la UGR, las recomendaciones de peso relativas al uso de la mochila y del carro escolar deberían ser las mismas en ambos grupos (sobrepeso/obesidad y normopeso).

Esta entrada fue publicada en Dolor de espalda y ejercicio físico y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.