Los certificados médicos oficiales para pesca submarina

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, competente en la expedición de las licencias de Pesca Marítima de Recreo, clase 4 (Pesca Submarina), está exigiendo que, además de ser mayor de edad (18 o más años de edad), la persona que desee  conseguir la licencia, demuestre que reúne las condiciones físicas adecuadas para su práctica. Para ello, debe presentar  un certificado médico de aptitud expedido, conforme a la normativa vigente, por  profesionales médicos con título, especialidad o certificado de formación, relacionado con actividades subacuáticas.

En el texto del certificado, el médico que lo realice, además de poner literalmente que el sujeto “es apto para practicar la pesca submarina a pulmón libre”,  deberá constar textualmente que: “El reconocimiento médico ha sido realizado por profesional médico con título, especialidad o certificado de formación, relacionado con actividades subacuáticas”.

El certificado médico tiene una validez de dos años.

Yo recomiendo hacer las siguientes pruebas (al menos son las que yo les realizo a las personas que quieren obtener el citado certificado médico de aptitud):

  • Anamnesis (enfermedades, intervenciones quirúrgicas y medicación)
  • Composición corporal (peso, altura, porcentaje de grasa corporal, kilogramos de grasa corporal e Índice de Masa Corporal)
  • Exploración de oídos y boca
  • Aparato respiratorio y cardiovascular:  auscultación cardiopulmonar, toma de presión arterial en reposo,  medición de la saturación de oxígeno, espirometría (medición de volúmenes y capacidades pulmonares), electrocardiograma en reposo y test de esfuerzo con registro electrocardiográfico.
  • Exploración neurológica
  • Exploración músculo-esquelética

Tuve la fortuna de realizar mi especialidad en Medicina del Deporte en Inglaterra y realizar una estancia en un centro de Medicina Subacuática e Hiperbárica con gran prestigio en ese país. Esas son las pruebas que realizábamos a las personas que querían practicar pesca submarina.

Esta entrada fue publicada en Medicina deportiva y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.