La importancia del ejercicio físico en los mayores

En los últimos años el interés sobre el envejecimiento ha crecido de forma espectacular y, algunos de sus aspectos, como la discapacidad, se ha convertido en uno de los temas sobre los cuales se han realizado más estudios de investigación. Las cifras en España son elocuentes: el 1 de enero de 2012 había 8.221.047 personas mayores (el 17.4 % sobre el total de la población) y el 5.3 % de toda la población son octogenarios.
Las intervenciones que se han mostrado más eficaces para retrasar la discapacidad y otras situaciones que se dan con el envejecimiento son los programas de ejercicio físico, en los cuales cobra una especial importancia el entrenamiento de la fuerza.
La prescripción de ejercicio para las personas mayores de 65 años (recogida en Guía de recomendaciones para la promoción de actividad física, editada por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía), se basa principalmente en actividades orientadas al mantenimiento o mejora de la capacidad aeróbica, la fuerza y resistencia muscular y la flexibilidad. También se aconseja que realicen ejercicios específicos destinados a la mejora del equilibrio aquellos mayores con riesgo de caídas o limitaciones de la movilidad.

Pero nos gustaría profundizar más en este artículo en la importancia del entre-namiento de la fuerza y de la potencia muscular en las personas mayores, ya que la pérdida de masa muscular y cualidades musculares en el envejecimiento está directamente relacionada con una reducción en la movilidad y en la capacidad de realizar las, consideradas, actividades básicas de la vida diaria.

Ver documento completo
La importancia del ejercicio físico en los mayores

Esta entrada fue publicada en Medicina deportiva y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.