Prevención de lesiones en los costaleros

Prevención de lesiones en los costaleros.

La Semana Santa de Granada es conocida como una de las más sublimes explosiones de belleza de la primavera andaluza. En esa celebración tienen un papel importante los más de dos mil costaleros que llevan a pulso durante horas el peso de los sesenta y dos pasos de las cofradías que hacen su estación de penitencia en la catedral de nuestra capital. El esfuerzo que realizan y, sobre todo, la ausencia de preparación y la existencia previa de afecciones ocultas pueden desencadenar serias lesiones de la columna vertebral.

Debemos de tener en cuenta que la actividad de los costaleros es ocasional, ya que no es un ejercicio profesional ni realizado a lo largo del tiempo. Durante varias horas un costalero va a soportar un peso entre treinta Y cuarenta kilogramos en situación dinámica y sobre un suelo irregular; además, debe hacerlo con movimientos sincronizados con varias decenas de compañeros bajo el paso, siendo esto fundamental para que no se produzcan lesiones en las regiones cervical, dorsal y lumbar de la columna vertebral, especialmente en la sexta y séptima vértebra cervicales. Para evitar las lesiones, observamos como en los meses previos a la Semana Santa, en diferentes barrios y zonas de nuestra ciudad, las cuadrillas de nuestros jóvenes costaleros entrenan por las noches las marchas, las ‘mecidas’ y las ‘levantás’.

Ver documento completo Prevención de lesiones en los costaleros
Esta entrada fue publicada en Los costaleros y el dolor de espalda. Guarda el enlace permanente.