Dar la espalda al dolor

Dar la espalda al dolor

Corregir las malas posturas, moverse sin forzar ni sobrecargar la columna vertebral y fortalecer la musculatura, claves para evitar las molestias raquídeas.

Hay quien asegura que el dolor de espalda es el precio por caminar sobre dos pies en lugar de sobre cuatro patas. Dicho de otra manera: los primeros homínidos que empezaron a andar erguidos -para utilizar sus manos en menesteres menos pedestres- estaban iniciando el camino que convertiría a sus descendientes en la especie mas inteligente y poderosa de la Tierra, pero también acababan de inventar la lumbalgia, el dolor de cuello y la hernia discal.
Sin embargo, de nada sirve culpar al ‘Horno Erectus’ de nuestras molestias. Las malas posturas al andar, trabajar o dormir y los movimientos inadecuados cuando hacemos deporte o tareas rutinarias son los que originan la mayoría de dolores de espalda. Un problema que sufren alguna vez la mitad de los adultos y que motiva bajas laborales en un tercio de la población activa, según los datos aportados por el doctor Miguel Ángel Gallo Vallejo, director del Centro de Medicina Deportiva del Patronato Municipal.

NUESTRA COLUMNA VERTEBRAL

INFOGRAFÍA: DANI GARCÍA

Ver documento completo Dar la espalda al dolor – Ideal VIVIR – 17-11-2005
Esta entrada fue publicada en Artículos como asesor, Dolor de espalda y ejercicio físico. Guarda el enlace permanente.